Sobre Clean Debt

La idea de Clean Debt surgió en EEUU, cuando nuestro fundador, Miguel Fernández de Mazarambroz conoció a Daniel un hombre luchador que, a pesar de haber trabajado toda su vida, contaba con escasos recursos económicos. Daniel era marido y padre de tres hijos, y se encontraba en una situación delicada debido a una deuda que había contraído.

Miguel, tras analizar el contrato que el hombre había firmado, se dio cuenta de que ese hombre había sido víctima de abuso contractual y usura. Le explicó al hombre que debía acudir a un despacho de abogados y asesorarse para poder ir en contra de la agencia con la que había firmado un contrato abusivo. No obstante, el hombre le explicó que para él un abogado quedaba fuera de su alcance por ser demasiado caro y no iba a poder permitirse solucionar su problema.

Y tenía razón, hoy en día los despachos de abogados y agencias de resolución de deudas no están al alcance de todo el mundo, o bien por ser demasiado costosos, o bien porque al tratarse de deudas para ellos “insignificantes” por su valor monetario, deciden no aceptar los casos.

Tras aquella conversación con el hombre, Miguel Fernández comenzó a preguntarse, ¿cuánta gente habría desamparada en una situación similar? Y decidió crear Clean Debt, una compañía que nació para ayudar a personas que no saben cómo lidiar con sus deudas y a empresas que buscan soluciones.

Sumamos muchos años de experiencia en la negociación de contratos y acuerdos, y esta experiencia negociadora ha ido creciendo tanto en Reino Unido, como en Estados Unidos y España.