facturas impagadas clean debtFases del procedimiento

Las fases para reclamar facturas impagadas son las siguientes:

  • Debemos tener un primer contacto con respeto y educación, manifestando que se trata de un recordatorio. Sería bueno dar unos días de margen antes de retomar el contacto. En ese segundo contacto, telefónico o incluso personal si es viable y la cifra es importante, podemos comentar más en detalle la situación y podemos solicitar una fecha estimada de pago. No debemos recurrir a amenazas, o malos modos, ya que eso empeorará las cosas, y la mayoría de los pagos se liquidan en esta fase

 

  • Si no han contestado, debemos ponernos más serios y debéis enviar una carta formalreferenciando la factura impagada, su concepto, fecha de vencimiento, importe, y rogando que se abone la misma lo antes posible. Puedes utilizar expresiones como «usted debe la cantidad de (…), salvo error u omisión» para indicar que podría ser una equivocación por nuestra parte.

 

  • En caso de que no surta efecto, el siguiente paso puede ser enviar un requerimiento por escrito mediante carta certificada con acuse de recibo, correo certificado o burofax.
  • Si es tu caso, puedes optar por las compañías especializadas en impagosque, aunque no son baratas, te permitirán minimizar las pérdidas. También puedes recurrir a un abogado y abrir un proceso judicial.
  • Si tampoco da resultado, podemos optar por un cuarto paso, el requerimiento notarial.
  • Si persiste el impago, acude a un abogado especializado en este tipo de asuntos. Él te aconsejará sobre el procedimiento más adecuado para reclamar el pago de la factura.
  • Las opciones a mayores son el procedimiento monitorio notarialo el procedimiento monitorio judicial. Los tribunales a los que debéis acudir si decidís por la segunda vía (que es judicial) es la Civil.

 

Datos a tener en cuenta para reclamar facturas

Os dejamos algunos datos interesantes que debéis tener en cuenta al reclamar las facturas:

  • El plazo para reclamar las facturas en el caso de empresas es de 30 días naturales que se puede ampliar de común acuerdo entre las empresas, sin superar nunca los 60 días.
  • Si quien impaga la factura es una empresa y no un particular, antes hay que asegurarse que la misma sigue activa, ya que en caso contrario va a resultar muy difícil cobrar. En este último caso, acude a un abogado para que estudie la posibilidad de derivar la responsabilidad por el impago de la deuda al administrador de la sociedad y dirigir una demanda contra este último.
  • Ten en cuenta que las reclamaciones pueden realizarse dentro de un plazo (suele ser de tres años). Pasado este tiempo ya no se aceptarán.
  • Los documentos probatorios que debéis presentar en la vía judicial son: factura; albaranes, certificaciones, emails, burofax y demás documentación; y documentos que acrediten la existencia de la relación comercial.

 

 

Marina González Ruiz

06/10/2017